Gran Centenario Anejo está hecho de 100% de agave azul, envejecido durante 18 meses en barricas de roble americano tostado. Es de cuerpo ligero con agave suave con matices de madera tostada.

La etiqueta de esta botella nos recuerda una leyenda del tequila: hace más de 150 años, Lázaro Gallardo llama a un ángel para vigilar sus aún crecientes agaves.